En Hermosillo, los ciudadanos quieren calles sin baches, más seguridad y mejores servicios públicos, pero no quieren pagar el predial, que es la principal contribución con la que se sostiene el municipio, señaló hoy la alcaldesa Celida López Cárdenas, quien reveló que podría buscar la reelección si tiene un buen cierre de año.

 

En un encuentro con los integrantes del Colectivo de Reporteros Sonorenses, AC, dijo que únicamente 47 de cada 100 hermosillenses pagan el predial, ni siquiera la mitad.

 

Aunado a los cortos ingresos por esta contribución, el municipio se enfrenta a la nueva forma de gobernar de Andrés Manuel López Obrador, que ya no asigna recursos federales para obras en los municipios, sino que ya están comprometidos para el pago de deuda. En Hermosillo, por ejemplo, el 97 por ciento del recurso federal es para eso.

 

“La Secretaría de Hacienda retiene y redirecciona los pagos a las instituciones bancarias y ya solamente al municipio le envía el remanente. El año pasado se pagaron más de 480 millones de pesos. La ciudad no cuenta para su operatividad y la eficiencia de sus servicios públicos con recursos federales; lo que sí tiene son sus ingresos propios del pago del predial y del pago de traslado de dominio, aun así los ingresos por pago de predial siguen siendo bajos”, explicó.

 

La alcaldesa dijo que al 53 por ciento que no paga el predial no se le han embargado bienes, una facultad que tiene el Ayuntamiento, pero que no ha aplicado porque lo que busca es primero generar una conciencia cívica que permita a los ciudadanos acercarse voluntariamente a pagar.

 

“La mayoría de las personas que no pagan el predial no sienten el deber ni el compromiso de hacerlo. Tenemos que hacer una labor educada, no hemos llegado a la opción del embargo. Hemos tratado de generar una conciencia social de lo que implica. Tenemos que empezar a reflexionar sobre qué es lo queremos como ciudad, si queremos una ciudad de primera hay que pensar cuánto estamos dispuestos a invertirle”, dijo.

 

Lo que sí se está haciendo desde el Municipio es actualizar el catastro, es decir, ajustar las tarifas en las casas que crecieron y que seguían pagando lo mismo que siempre: “Hemos estado haciendo pequeños ajustes, sobre todo en la actualización del catastro porque había casitas que después de 15 años se convirtieron en una casota y no se actualizó la base de lo que se debe cobrar”.

 

EL PROBLEMA DEL BACHEO Y LAS VIALIDADES

 

El Ayuntamiento de Hermosillo se enfrenta a un serio problema en sus vialidades, pues muchas de ellas no se han recarpeteado y la mayoría tiene baches que, si bien es una inversión alta, ahora no se tienen los medios para rehabilitarlas.

 

Primero, porque Banobras no ha resuelto una petición de la alcaldesa para financiar las mejoras en las calles de Hermosillo, puesto que existe un endeudamiento con esta institución. Segundo, porque la mitad de la gente no paga el predial y los recursos propios son reducidos. Y tercero, porque el Ayuntamiento se ha concentrado en pagar otros servicios municipales y, sobre todo, la nómina de cinco mil trabajadores, una gran parte de ellos sindicalizados.

 

“Se requerirían al menos tres mil millones de pesos para lograr que nuestra ciudad estuviese con este tema resuelto. Si nosotros nos propusiéramos hoy rehabilitar todo el bulevar Quiroga, desde el Progreso hasta el García Morales, solamente cambiar la tubería asciende a 148 millones de pesos y ponerle concreto hidráulico sobre ese tramo que tiene todos los días tránsito de transporte pesado asciende a más de 85 millones de pesos.

 

“Estamos pagando la nómina de más de 5 mil empleados, un poco más de dos mil sindicalizados, mil 200 policías, 800 empleados de confianza que tienen 15, 18 o 20 años trabajando y resulta que liquidarlos es un esfuerzo muy complejo. Meta de liquidar a 200 empleados de confianza y 200 sindicalizados y poder tener un ahorro de 76 millones de pesos este año solamente para sobrevivir y sacar adelante todos los demás servicios, como el de recolección de basura, por ejemplo”, detalló.

 

Es por ello que, en una ciudad con una nómina tan robusta, no se ha podido invertir en algo que es tan básico como el mantenimiento de las vialidades. Según Celida López, esta administración resolvió el problema de la recolección de basura y eficientó la presencia policiaca en las colonias, pero ahora se enfrenta al problema de los baches.

 

Sobre ese tema, recordó haber tenido una reunión con el presidente de la República para solicitarle apoyo, pero le dijo que se entrevistara con el director de Banobras, Jorge Mendoza, cuya respuesta aún no llega.

 

“A Jorge Mendoza se le expuso el tema, no hemos recibido ninguna respuesta sobre el financiamiento que Banobras nos podría dar. Jorge Mendoza conoce perfectamente la situación financiera del Municipio y sabe que nosotros ya no tenemos participaciones federales para dar en garantía y ahí estamos atorados. Para solamente atender el tema de baches al menos necesitamos 300 millones de pesos, no tenemos cuantificado cuántos baches hay, pero sí tenemos cuantificados las calles y los tramos. Hay tramos que ya no requieren bacheo, sino recarpeteo. Ahí tenemos varios escenarios que ascienden a 3 mil millones de pesos si contemplamos el concreto hidráulico”, explicó.

 

¿Entonces cómo le hará el Ayuntamiento de Hermosillo, siendo el cuarto más endeudado del país, sólo por debajo de ciudades tan grandes como Guadalajara, Monterrey y Tijuana, para rehabilitar sus vialidades? Por ahora, Celida López lo que está haciendo es hablar con empresarios locales para pedirles su intervención.

 

“Estamos ahorita en reuniones con empresas para pedirles que nos financien de seis a ocho meses cantidades de paquetes que se les van a estar asignando en diferentes colonias y vialidades. Es una inversión importante porque no podemos detenernos y tenemos que salir a eficientar el trabajo de nuestras cuadrillas”, dijo.

 

Además, esta administración le está apostando a seguir aumentando la recaudación y está apelando al compromiso de cada ciudadano que viva en Hermosillo.

 

“El 2019 lo cerré con 57 por ciento de recaudación y eso se debió a que estamos haciendo una labor amistosa, el tesorero, la directora de ingresos y yo estamos tratando de hacer llegar la petición por escrito, avisando que se puede iniciar con un proceso administrativo, aunado a que tenemos a todo un equipo que está haciendo la labor de la cobranza. Ese 10 por ciento que aumentamos el año pasado tenemos que aumentarlo este año. Ya subí de 47 a 57 por ciento, ahora la meta es subir otro 10 por ciento”.

 

EL ENDEUDAMIENTO DE HERMOSILLO

 

Por lo pronto, la alcaldesa ya avisó a los bancos que no existen las condiciones de pagar la deuda que heredaron administraciones como las de Javier Gándara, Maloro Acosta y Alejandro López Caballero. Más de mil 850 millones de pesos que están pendientes de pagarse y que están ahorcando al Municipio.

 

“Son créditos que se adquirieron y que yo me sigo preguntando dónde está la inversión productiva de esos créditos. Son mil 856 millones de pesos los que se le debe a los bancos. No hemos contratado deuda a largo plazo, lo que hemos hecho es contratar deuda a corto plazo para solventar pagos de aguinaldo.

 

“Tenemos que mejorar la recaudación para no endeudarnos más y si nos vamos a endeudar debe ser bajo un esquema en el que quede claro qué quieres hacer con ese recurso y cómo lo vamos a pagar. Lo más importante es sacar adelante los servicios del municipio porque antes de pagar la mensualidad de esa deuda tenemos que pagar los servicios, la gasolina, y hoy por hoy no tenemos esa posibilidad de pagar la deuda”, subrayó.

 

Aun así, el Ayuntamiento ha decidido no aumentar las contribuciones, ni del agua ni del predial. Lo que está haciendo es buscar que ambos servicios se cobren correctamente y que el dinero que entre a las arcas públicas se utilice en las mejoras que los hermosillenses exigen.

 

LA INSEGURIDAD Y LOS ATAQUES A LOS POLICÍAS

 

Otro de los grandes retos que tiene la administración de Celida López es el de la inseguridad, que se ha visto exacerbada por la presencia de grupos delincuenciales y por la escasa preparación de los agentes policiacos.

 

“Los policías están siendo atacados porque están estorbando la operación de algunos grupos. Lamentablemente, todo esto desencadenó con el ataque que sufrieron dos policías que iban en la misma unidad. No tenemos una información que nos diga cuál fue la razón para atacarlos. No han recibido ellos amenazas previas y finalmente lo que sí sabemos es que estamos haciendo nuestro trabajo”, dijo. Y a esto se le suma el reciente asesinato de un policía municipal, quien fue atacado a balazos.

 

El otro problema, dijo la alcaldesa, tiene que ver con que más de 60 policías municipales no han pasado los exámenes de control y confianza, “y ya no lo van a pasar porque ya están reprobados”.

 

“Tenemos un reto muy importante: si como sociedad no asumimos el reto y no hacemos conciencia y reflexionamos de las consecuencias que implica tener una corporación mal pagada y mal preparada no podemos quejarnos después.

 

“Si nosotros queremos aspirar a que un policía tenga para pagar la mensualidad de su casa, el agua, la luz, el mandado, la gasolina y pueda tener algo para la recreación de sus hijos, considero que el sueldo debería ser no menor a 20 mil pesos”, dijo.

 

Por eso, desde la administración municipal se está trabajando en la preparación y capacitación de los agentes. El año pasado se otorgaron becas educativas para que estudiaran la universidad o posgrados. La meta, dijo Celida López, es que 130 policías más entren a la universidad.

 

“Esa labor requiere muchas tablas y no para detonar un arma, sino para tener una buena relación con los ciudadanos. Más del 40 por ciento de las llamadas diarias que recibimos (de en promedio 800 diarias) se concentran en violencia familiar y en música de alto volumen, de tal manera que el policía termina siendo psicólogo o psiquiatra. Requerimos de personal muy bien preparado”, argumentó.

 

ESTAMOS MUCHO MEJOR QUE OTRAS ADMINISTRACIONES

 

Haciendo una evaluación en este primer año y medio de gobierno, la alcaldesa Celida López aseguró que en esta administración Hermosillo está mejor que antes.

 

“Rescaté el servicio de recolección de basura y rescaté la presencia y la eficiencia de la Policía Municipal. Desde que yo llegué habíamos tenido estable el tema de las vialidades antes de las lluvias de diciembre. Ante esta contingencia tengo que hacer lo mejor que pueda en cuanto a la administración de recursos y no se bachea porque no hay dinero.

 

“Heredé una deuda pública y una administración en números rojos que he tratado de sostener y de eficientar. Estoy seguro que en septiembre de 2021 vamos a entregar una ciudad mucho mejor que la que recibimos porque no solamente es el tema de las vialidades, sino de las finanzas”, enfatizó.

 

Y HAY INTERÉS EN LA REELECCIÓN

 

Si el trabajo que se realice de aquí a que finalice 2020, la alcaldesa Celida López estaría pensando en lanzarse para una reelección, un nuevo periodo de tres años que le permitan terminar lo que ha avanzado en este tiempo.

 

“El servicio público sí es una vocación, es un apostolado, es todos los días levantarse, tropezar y volverse a levantar, resolver con tu mejor cara y tu mejor sonrisa y en todo este proceso no dejas de ser mujer, madre o hija, no te aíslas de un contexto personal. Es muy difícil. Yo creo que voy a estar toda mi vida en el servicio público, a lo mejor voy a estar viejita.

 

“Yo creo que lo natural es la reelección porque si ya hemos avanzado en empujar una administración pública, lo mejor que le puede pasar a la ciudad es que haya un buen gobierno, siempre y cuando yo vea condiciones, porque no estoy diciéndote que lo vaya a hacer, simplemente es una posibilidad, pero hay que ver cómo cerramos el año”, afirmó.

 

SOBRE LAS FIESTAS DEL PITIC

 

Sí se van a realizar, como cada año, y la cartelera se presentará a mediados del mes de marzo.

Tomada de www.elchiltepin.mx

Leave a Reply

Your email address will not be published.