Detectarán fugas y tomas clandestinas de agua en Hermosillo

Hermosillo, Sonora; Marzo 30 de 2016.- El Presidente Municipal, Manuel Ignacio Maloro Acosta inició un programa en Agua de Hermosillo, que tiene como propósito evitar las tomas clandestinas y detectar las fugas en la red de distribución.
Ante directivos del organismo operador e integrantes de su gabinete, consideró que este operativo piloto, ayudará en mucho al proceso de mejora integral de Agua de Hermosillo y a la rehabilitación de la infraestructura con la que presta sus servicios.
Luego de dar el banderazo de salida al vehículo propiedad de la empresa Sewerin, el cual está equipado con instrumental que ubica con sonido el flujo de líquido bajo la tierra, Maloro Acosta aseguró que la contratación de esta tecnología permitirá conocer con mayor certeza la magnitud de ambos problemas.
“Tenemos un plan integral de obras en infraestructura hidráulica, pero si hay fugas y tomas clandestinas, pues evidentemente no hay manera de mejorar, por eso es importante contar con este tipo de tecnología que nos ayude a ubicar puntualmente en dónde están este tipo de problemas”, explicó.
Aclaró que no procede el mismo trato ante un desperdicio por fuga que el que corresponde en el caso de particulares y empresas que se benefician de un servicio público tan importante como el agua potable, sin pagarlo.
Se esperan buenos resultados
Renato Ulloa Valdez, Director de Agua de Hermosillo, explicó que los servicios de la unidad móvil serán prestados por la empresa alemana Sewerin, que en México tiene su sede en Monterrey Nuevo León y que cuenta con amplia experiencia en el ramo.
Precisó que el organismo operador pagará a la compañía únicamente los casos detectados y será con los recursos generados por las multas aplicadas a las empresas que se les descubran las tomas clandestinas.
“Es una empresa que ya tiene muchos años en el tema de agua y vamos hacer la prueba, vamos a iniciar con este programa para ver qué resultados nos da, seguramente habrá buenos resultados”, anotó
El funcionario explicó que el equipo trabajará a base de geófonos o micrófonos, que detectarán los sonidos, y de sensores que serán colocados en la red, en diferentes sectores de la ciudad.
“Estos sensores mandan la señal del ruido, y cuando se escuche una variación o un pico en la intensidad, se destaparán algunas partes de la red”, argumentó Ulloa Valdez.
Informó que el vehículo acondicionado se estacionará principalmente en la noche, porque el movimiento es menor y más tranquilo, para una mayor precisión en los movimientos de la red.
Ulloa Valdez, precisó que se puede escuchar hasta 30 metros de distancia, desde donde se coloca el sensor y aclaró que cuando se detectan las variaciones y no hay ningún comercio o industria, a dos cuadras a la redonda, significa que se trata de una fuga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *