Impulsar dominio de matemáticas mediante el juego: Dip Ana Valdés

Navojoa, Son. Mayo 20 del 2016.- Buenos resultados ha tenido el programa “Círculos Mágicos Matemáticos”, creado por el licenciado Krutshupski Ibarra Sáinz, hijo del querido maestro Bassell Ibarra Villegas, que es impartido a un grupo de niños de diferentes comunidades del Municipio.

Ibarra Sáinz, creador de este programa, comenta que viendo la dificultad que tienen algunos niños al aprender las bases de las matemáticas como son la suma, la resta y las tablas de multiplicar, tuvo la idea de crear un método donde se aprenda matemáticas jugando.

“Círculos Mágicos Matemáticos” es el nombre de una serie de juegos como lotería, memoria y penacho, donde por medio de juegos divertidos los niños aprenden a multiplicar, así como sumar al mismo tiempo, logrando buenos resultado y un aprendizaje acelerado.

Este programa se realiza mediante un convenio de colaboración de servicio social con la Universidad de Sonora, Itson y Uri-Amatequia A.C. y es impulsado por la diputada local Ana Luisa Valdés Avilés desde su inicio, ya que desde su formación como maestra ha visto la dificultad que presentan los estudiantes en matemáticas básicas, por lo que decidió apoyar este proyecto para que los niños tengan una base sólida en matemáticas desde edad temprana como estudiantes.

“Quiero agradecer y felicitar al licenciado Krutshupski Ibarra por tener esta gran idea de ayudar a los niños y jóvenes estudiantes a comprender las matemáticas básicas con juegos divertidos y entretenidos que les permite mantener el interés en el aprendizaje y además de propiciar la convivencia familiar; así como una herramienta a los padres, maestros o tutores; incrementando el tiempo de estudio, quitándoles el estrés que algunos desarrollan en las aulas, ya que a algunos se les dificulta aprender las matemáticas básicas y tablas de multiplicar”, puntualizó la diputada Ana Luisa Valdés.

La legisladora mencionó que gracias al apoyo en conjunto con el Instituto Tecnológico de Sonora, así como de la Universidad de Sonora, y la Asociación Civil URI Amatequia, se pudo llevar a cabo este proyecto en el que alumnos universitarios, a través de su servicio social, fueron capacitados como instructores para enseñar los fines de semana a niños de algunos sectores en comunidades y colonias del municipio de Navojoa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *