Detienen a Hilario Mendoza Agüero, exalcalde de San Javier

Hermosillo, Sonora, junio 8 de 2016.- El expresidente municipal de San Javier, Sonora, Hilario Valeriano Mendoza Agüero, se encuentra a disposición del Juez Octavo de lo Penal, privado de su libertad por su probable participación en la comisión de delitos de peculado y ejercicio abusivo de funciones, durante su mandato en el trienio 2012-2015, así lo informó la Fiscalía Anticorrupción de Sonora.

Según los hechos, el presunto responsable se autovendió un bien inmueble propiedad del Ayuntamiento, aprovechando su calidad de Presidente Municipal, el cual, actualmente, se encuentra asegurado para, en su momento, estar en condiciones de reparar el daño.

Este acto fue realizado en complicidad con otros servidores públicos, quienes continúan siendo investigados, por lo que existe otra orden de aprehensión pendiente de ejecutar.

El delito de peculado, contemplado en el Art. 186 del Código Penal para el Estado de Sonora, se refiere al servidor público que, para usos propios o ajenos, distrae de su objetivo, dinero, valores, fincas o cualquier otra cosa perteneciente a la administración.

Por otra parte, el delito de ejercicio abusivo de funciones, contemplado en el Art. 190 del Código Penal para Sonora, del cual también es probable responsable Mendoza Agüero, se refiere cuando un servidor público actúa aprovechándose de sus atribuciones y facultades con ánimo de lucro o beneficio personal.

La Fiscalía Anticorrupción de Sonora (FAS), dirigida por Odracir Espinoza, es una institución creada para trabajar en la recuperación de la confianza de los ciudadanos en las autoridades, por lo que se realiza de manera profesional la investigación, procuración y prosecución de los delitos relacionados con hechos de corrupción de competencia estatal, manejado con total imparcialidad, que no sólo se enfoca en sucesos pasados, sino también vigilará a los actuales y futuros funcionarios.

El accionar de la FAS es sin distinción de partidos e ideologías, sólo se basa en la ley, con la norma y alcances posibles de ésta, para responder a la creciente demanda ciudadana en el combate a la corrupción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *