Una nueva cepa del Covid-19 y “Tercera ola” en Sonora

CRITICA

 

GASPAR NAVARRO

Con el índice de ocupación hospitalaria por casos de Covid-19 que alcanza del 20 al 30 por ciento, con una tendencia al alza de casos positivos del 51 por ciento en general, y con la posible aparición de una nueva cepa del virus, hacen que en Sonora “se pongan los pelos de punta” por la llegada con más fuerza de una “Tercera Ola” de la pandemia por lo que volverán a prohibir eventos masivos.

La aparición de una posible nueva cepa del virus Sars-Cov2 disparó los contagios en Huásabas, Granados y comunidades de esa región serrana donde la Secretaría de Salud contabilizó 34 casos probables, de los cuales 22 ya se confirmaron positivos en esa zona, catalogando ese hecho como “evento explosivo” con riesgo de que sea una nueva variante del virus.

La Secretaría de Salud prevé más casos de contagios en Huásabas, Granados y en la región, así como en Ures y Agua Prieta visitados por los contagiados por lo que están a la tarea de búsqueda de más casos en esos municipios donde existen riesgos de presentarse casos graves y hasta de defunciones.

El titular de Salud Enrique Clausen Iberri, consideró que hasta el momento los casos en la región serrana y la tendencia al alza hospitalaria por Covid-19 no es una situación para alarmarse, pero no descarta que la situación cambie de un momento a otro por lo que exhortó a extremar precauciones sanitarias.

En el semáforo Epidemiológico nacional Sonora abandonó el Verde para pasar al Amarillo de riesgo medio por casos del Coronavirus, siendo en los últimos días en que se han disparado los contagios hasta sumar 174 nuevos casos en un día, aunque la tendencia de fallecidos va a la baja con menos de diez por día, según los reportes del sector Salud, para un total de 76 mil 502 casos confirmados y 6 mil 434 defunciones desde que apareció el virus asiático hace año y medio.

Para la Secretaría de Salud estatal el alza de casos de la pandemia está asociado a la ausencia de protocolos sanitarios y a la relajación de medidas en las últimas semanas, y aunque no lo dice, las campañas políticas registradas en meses pasados dieron al traste con los esfuerzos sanitarios para mantener a raya al virus que iba con tendencia a la baja y reforzada esa tendencia por las campañas de vacunación anti Covid-19 del gobierno federal.

Ahora después de la “fiesta cívica” electoral donde se registraron constantes eventos masivos al son de La Brissa, Tropical del Bravo, y otros grupos musicales más por todo el Estado, viene la “cruda” con una tendencia al alza de casos positivos con una tercera ola del virus.

Con esa tendencia al alza de la pandemia en Sonora, se vino abajo el proyecto o Plan Piloto de reiniciar clases presenciales en Educación Básica donde habían iniciado media docena de planteles escolares privados, y se proyectaba incorporar en junio a 50 más antes de que terminara el ciclo escolar, pero todo quedó en planes al detectarse hasta contagios en menores de edad, y no tenía caso exponerlos hasta que se confirme el control hasta finales de año que se vuelva al Verde, o seguimos en clases virtuales egresando una nueva generación de “burritos”.

Crucemos los dedos para que se descarte una nueva variante del virus Sars-CoV2 en Sonora, y que la tendencia al alza sea solo producto de la relajación de las medidas sanitarias producto de las incontrolables campañas políticas con eventos masivos, los cuales ahora están vetados así como las reuniones de más de 10 personas, siendo que en las campañas permitieron hasta más de diez mil asistentes.

Por cierto, desde aquí elevamos nuestras plegarias para que nuestro amigo David Figueroa Ortega, se recupere pronto del contagio de la pandemia, y con el mismo fervor lo hacemos para que todos los enfermos por ese maldito virus y recuperen la salud.

LUIS URBANO DOMINGUEZ, EL YAQUI ASESINADO OLVIDADO

A varias semanas de la desaparición del líder yaqui Tomás Rojo Valencia, tal parece que ya hay indicios de que la fiscalía estatal encontró restos mortales en Ciudad Obregón que podrían ser del vocero indígena, por lo que la fiscalía estatal practicará las pruebas forenses para saber si corresponden al dirigente yaqui desaparecido.

Dos semanas después de que se diera a conocer la desaparición de Tomás Rojo, fue asesinado a balazos el también defensor de la Tribu Yaqui, Luis Urbano Domínguez Mendoza, de quien se supo de su lamentable muerte porque el productor de cine Sergio Pedro Rosa, hizo el comentario en una sección de espectáculos ya que el ahora desaparecido había participado en el documental del 2020 denominado “Laberinto Yo’eme”, que trata sobre los derechos de la etnia por los desvíos del agua y la actuación de la delincuencia organizada en territorio Yaqui.

A esos dos casos lamentables, se suma el asesinato del jefe de la Guardia Tradicional de Loma de Guamúchil, Agustín Valencia, registrada en mayo pasado.

Ya que andamos en tierras yaquis, también hay que destacar en ese baño de sangre destaca el asesinato del exprocurador Abel Murrieta Gutiérrez, asesinado de diez balazos cuando hacía campaña por la alcaldía en pleno centro de Ciudad Obregón. La Fiscalía estatal consideró en días pasados que es su prioridad esclarecer el crimen del exprocurador y los otros hechos delictivos registrados pero que no puede dar avances por la reserva en los casos de investigación, destacando que algunos casos de ato impacto se han resulto en tres días y en 72 horas se logró investigar, esclarecer, capturar y sentenciar al responsable como fue el caso del asesinato de Erika Karina “N” en Caborca.

“Respetar el debido proceso es la clave para el éxito de las investigaciones”, asegura la fiscalía estatal a cargo de Claudia Indira Contreras Córdova, quien por cierto ha dado resultados en esa alta responsabilidad de procurar justicia en una entidad “oliendo a pólvora”. (g_navarro_ruiz@hotmail.com)

Leave a Reply

Your email address will not be published.